Noticias

8 tips para alargar la vida útil de las llantas

El estado de las llantas de un vehículo nos va a brindar parte de esa  tranquilidad y seguridad que necesitamos al momento de conducir, ya que puede disminuir hasta 70 % las probabilidades de sufrir un accidente de tránsito.  Es por ello que queremos compartir contigo estos tips para alargar la vida útil de las llantas, para que no solo no tengas que comprar antes de tiempo un juego nuevo, sino para que te sientas un poco más confiado al momento de manejar solo o con tu familia a bordo.

No obstante, antes de compartir contigo los consejos que tenemos, es importante recalcar el tema de los accidentes de tránsito, ya que hay una cifra que debemos conocer y a la cual debemos estar muy atentos: tasa de porcentaje de accidentes que ocurren por el mal estado de los neumáticos. 

Según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, 4 de cada 10 accidentes se deben al mal estado de las llantas. Por lo tanto, si no queremos ser parte de esta estadística primero hay que conocer los tipos de desgaste que existen y tomar en cuenta algunos consejos para evitar que esto ocurra antes de tiempo. 

9 tipos de desgastes que sufren las llantas

1- Bandas de rodamiento con desgaste irregular: puede ser por problemas en el sistema ABS o en los frenos que pueden hacer que tengan este tipo de desgaste. 

2- Abombamiento en el flanco: sí, tal como suena puede presentar una pequeña protuberancia en la llanta que podría ser consecuencia de un golpe, haber caído en un hueco grande o haber tenido contacto con otro elemento. Es la que más rápido podemos notar. 

3- Desgaste en diagonal: este tipo de desgaste nos indica que no hay una uniformidad al momento de rodar o rebotan sobre los costados. Se puede deber a un mal montaje o por tener amortiguadores en mal estado o desgastados.

4- Irregular en forma de dientes de sierra: esto ocurre cuando los canales del dibujo de las llantas que se encargan de drenar el agua están desgastados por amortiguadores en mal estado o una mala alineación. 

5- Localizado: lo podemos ver en una zona muy concreta y se debe a una frenada muy puntual, derrape o un fallo en el sistema de frenado. 

6- Irregular en el hombro interior y/o exterior: puede deberse a unos ejes sobrecargados o al exceso de caída negativa.

7- En el centro de la banda de rodadura: puede ser por tener demasiada presión de aire en las llantas. 

8- Irregular en los hombros de las llantas: esto puede suceder sin afectar la parte central y puede pasar cuando no cuenta con una presión de aire suficiente. 

9- Regular: esto es algo normal con el pasar del tiempo; por lo tanto debemos estar pendientes de su estado.

Consecuencias de tener llantas en mal estado 

Una vez identificado el tipo de desgaste que tienen las llantas, lo próximo a hacer es llevarlo a un taller o a un sitio especializado para que evalúen el estado en el que están, así te darán las recomendaciones necesarias para que puedas conducir sin preocuparte por estas consecuencias: 

-Un reventón. Aunque suene un poco extremo es algo que nos puede suceder si el neumático ha perdido mucha goma, lo que puede traer como consecuencia un accidente fatal por la pérdida de control del vehículo. 

-Pinchazo a cualquier hora o en cualquier día, dejándote varado. 

-Gastar más en gasolina. Sí, tu bolsillo se va a ver bastante afectado si no cuidas el estado de los neumáticos. 

-Desprendimiento de la banda de rodadura, lo que podría terminar en una pérdida total del control del vehículo… algo poco agradable para alguien.

-Desllantado. Esto podría terminar en un volcamiento. 

-Averías en la tracción total, provocando un desgaste en las gomas o terminar con la rotura del diferencial en una 4x4. 

-Menos agarre. Esto se traduce también a un mayor aumento de deslizamiento al momento de frenar. 

-Menos confort al momento de conducir.

tips para alargar la vida útil de los neumáticos

Si no quieres que ocurra nada de lo anterior o gastar en reparaciones o en nuevos neumáticos antes de tiempo, esto es lo que debes hacer: 

1- Revisa la presión de las llantas: ¿te acuerdas que arriba hablamos sobre el desgaste en el centro de la banda de rodadura y del desgaste irregular en los hombros de las llantas? Bueno, el primero se debe al exceso de presión mientras que el segundo a no tener la cantidad adecuada. 

¿Qué es lo recomendable? Revisa el manual del propietario, guantera, en la puerta del conductor o dentro de la tapa de gasolina; en cualquiera de estas partes encontrarás las medidas apropiadas para la presión de las llantas. 

Esto es algo que puedes hacer una vez al mes como para evitar que rodar con la presión incorrecta. Recuerda que el clima y los golpes fuertes son factores que influyen en la medida apropiada de aire, por eso hay que estarlo monitoreando. 

2- Rota las llantas: en este caso es recomendable mover hasta la de repuesto cada 6 meses o cada 10.000 kilómetros aproximadamente, ya que hay llantas que por el peso o por la dirección se desgastan más que otras. 

3- Hazle la alineación y balanceo: lo mismo que en el caso anterior, cada 10.000 km o cada 6 meses aproximadamente llévalo a que le hagan este servicio. 

4- Ruédalo: si vas a salir de viaje o, en cuarentena lo dejaste muchos días sin rodar, esto es algo que deteriora el estado de las llantas. Para que esto no suceda recuerda moverlo un poco, durante 5 o 10 minutos, para que los neumáticos no se deformen. 

5- Si caíste en un bache muy fuerte llévalo a que le revisen el estado de las llantas, pues pudo crearse un abombamiento y es mejor revisarlo a tiempo. 

6- Escoge los neumáticos apropiados: según el uso diario que le des a tu vehículo, la carga y los terrenos por donde transites generalmente, es recomendable elegir las llantas que mejor se adapten  a tu estilo de vida. 

7- Maneja a una velocidad moderada: las altas velocidades generan acumulación de calor y contribuyen a la pérdida de aire o, incluso en casos más extremos, pueden  causar la pérdida total de llanta a causa de una explosión.

8- Hazle la revisión técnico mecánica: este aspecto es súper importante ya que con este servicio se evalúa no solo el estado de las llantas sino el de la carrocería y chasis, suspensión, estado de los frenos, el sistema de las señales visuales y audibles, dirección, alineación, entre otras cosas. 

Lee también: 10 cosas que no sabías sobre la revisión técnico mecánica 

Ten presente que la revisión es un requisito obligatorio para transitar a nivel nacional, así que no dejes que se venza, ¡renuévala o sácala por primera vez y olvídate de las multas o que te inmovilicen el vehículo! 

Ven a cualquiera de nuestros Centros de Diagnóstico Automotor a nivel nacional si no quieres gastar en un juego nuevo de neumáticos. En AutoMás contamos con la autorización del Ministerio de Transporte y el Ministerio del Medio Ambiente para realizar este servicio cumpliendo con los protocolos de bioseguridad establecidos por la ley.