La moto se ha vuelto una gran alternativa como medio de transporte para muchos, del total del parque automotor que rueda en el país, es decir 15,3 millones de matrículas activas según el Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, el 58 por ciento corresponde a motocicletas, con 8.906.554 unidades.

Mucha gente quiere una moto por muchas ventajas; es económica y además rápida en trayectos en los que un carro se demora mucho más. Hay quienes la prefieren nuevas y de marcas y estilos muy especiales, otros en cambio las buscan más asequibles pero útiles para su día a día. 

 

Para cualquier caso y sin el dinero suficiente para comprarla nueva, comprar una usada es una gran alternativa.  Pero ¡cuidado! si desconocemos muchas cosas al comprarla nos puede traer muchos dolores de cabeza. 

 

Por ejemplo, si no tienes ciertas precauciones, puedes estar en riesgo de comprar una moto robada. Existen las motos armadas, es decir, aquellas que desvalijan o desarman y las vuelven a armar para no tener consecuencias legales, además con un registro falso. 

 

También es común que modifiquen su tacómetro para alterar el registro de kilometraje y así aumentar su precio, entre muchas otras cosas que pueden pasar por inexperiencia o por no tomar algunas medidas antes de tomar una decisión tan importante como adquirir un vehículo. 

 

Por eso te compartimos 6 cosas que debes hacer antes de comprar una moto usada y que te ayudarán a dar este paso de forma segura y con confianza. Recuerda que las motos, debido a su diseño son vehículos que por más cuidados que reciban tienen un mayor riesgo de accidente. Por eso hay que ser muy cuidadosos en su elección.

 

Paso 1 Elige la moto que más te conviene

 

Lo primero que debes hacer antes de comprar es saber qué moto vas a comprar. Suena obvio, pero a veces no lo tenemos tan claro. Por ejemplo, si es para viajes habituales al trabajo o si es para trayectos cortos, deberías pensar en una moto de bajo cilindraje. Por el contrario, si es para viajes más largos, es ideal una moto de medio o alto cilindraje. 

 

Siempre es bueno investigar y consultar en internet las opciones, fichas técnicas, características, ventajas desventajas etc, esto sin duda te evitará tomar malas decisiones o alguna sorpresa cuando la uses. 

 

Paso 2 La búsqueda 

 

El primer lugar donde debes buscar es en tu barrio o con amigos y conocidos que estén vendiendo su moto. También puedes buscar en internet, páginas donde de compran o venden vehículos, y por favor, nunca compres una moto que no hayas visto o hayas probado. 

 

Fíjate que el vendedor se vea fiable y busca también en lugares de confianza o que te hayan recomendado. 

 

Paso 3 ¡Cuestiónate acerca de todo!

 

¡No te quedes callado, pregunta! Tienes que estar al tanto de cada detalle de la moto, así que debes preguntar todas las dudas que tengas sobre el historial y sobre todo lo que necesites saber de la moto. 

 

Acá te dejamos algunas preguntas que no te pueden faltar: 

 

  • ¿Por qué la está vendiendo?
  • ¿Ha tenido algún choque? ¿qué tan grave fue
  • ¿Con qué frecuencia la usa? 
  • ¿Tiene multas, papeles al día?
  • ¿Con que frecuencia le hace mantenimiento? 
  • ¿Tiene alguna modificación? 

 

Lee también Los 7 mandamientos que debes seguir antes de comprar una moto usada (automas.com.co) 

 

Paso 4 Revísala por ti mismo 

 

Como te hemos dicho, no compres nada que no hayas visto ni probado por ti mismo. 

Revisarla bien es muy importante, por eso ten en cuenta el aspecto, si tiene rayones, si tiene algo de oxidación, el motor, todo. 

 

Y por supuesto no te vayas sin hacerle una prueba de manejo, conducirla te permitirá hacer un análisis de ella. Fíjate en la parte electrónica, el pito, las direccionales, el encendido etc Todo eso te ayudará a saber si es la indicada, si no te sientes cómodo mejor busca otra opción de la compra, ya que será tu compañera de aventura de ahí en adelante. 

 

Paso 5 ¡Documentos listos! 

 

Esta parte es una de las más importantes. Investiga, indaga todo el historial de la moto ante las entidades de tránsito. Por ejemplo, puedes consultar el historial en el RUNT y también revisar si tiene multas o impuestos pendientes. 

 

Lo más importante es que te fijes en que todo esté legal, de esta manera te evitarás problemas más adelante, incluso legales. Además, esto te facilitará hacer el traspaso y tener la tranquilidad de recibir una moto con toda la tranquilidad. 

 

Paso 6 ¡Ahora sí estás listo para comprarla! 

 

Si ya has elegido tu media naranja motera, llegamos al momento feliz en el que compras tu tan ansiada compañera. Recuerda revisar si el precio es justo para el estado de la moto, si es posible pídele al vendedor un peritaje de la moto, para estar seguro de su estado. 

 

Lee también 9 razones para elegir a AutoMás como tu CDA | AutoMás (automas.com.co)

 

Ten cuidado con las estafas, es clave que sepas muy bien el estado de la moto antes de cerrar el negocio. 

 

Después de comprar la moto es bueno hacerle una revisión mecánica y que todo esté en orden antes de ponerla en marcha, si tiene algún requisito pendiente o algo mecánico que debas ajustarle. 

 

Lo más importante es que te sientas seguro al usarla y que puedas rodar con tranquilidad. En Automás tenemos centros especializados para nuestros amigos moteros, nuestras sedes Motomás tienen todo lo que tu moto nueva necesita. 

 

¡Visítanos!

Deja una respuesta