Terminando año llegan muchas reflexiones y nuevos propósitos, también un repaso por aquello que nos falta hacer y qué queremos dejar terminado antes de que se nos acabe el tiempo.

En el caso de un vehículo, seguramente nos surjan algunas inquietudes acerca de su cuidado o del estado que actual que tiene; si hemos hecho las revisiones o el mantenimiento a tiempo o si por el contrario no hemos estado pendientes de estas situaciones, así que mejor tener en cuenta qué podemos hacerle a nuestro carro o moto antes de cerrar este año y asegurarnos de que esté en buen estado antes de salir de viaje.

Y es que la forma más sencilla de prevenir problemas es ser muy juiciosos con la información del manual; pero si lo perdiste y no sabes muy bien qué hacer, puedes enfrentarte a muchos inconvenientes y hasta situaciones de riesgo que podrías evitar si le das el cuidado adecuado.

Algunos datos que debes saber

Según un artículo de Blu Radio las fallas mecánicas dejaron durante el año 2018 107 muertos y más de 600 personas involucradas en accidentes; es decir, mensualmente más de 63 personas resultaron involucradas en choques por falta de mantenimiento a sus vehículos.

Algunas de las razones más comunes son fallas en las llantas, en la dirección y la falta de mantenimiento mecánico, y hasta ese momento, se había registrado más de 300 accidentes.

Estas situaciones pueden prevenirse con una revisión sencilla o con un mantenimiento adecuado de tu vehículo, de esta forma no solo consentirás a ese amigo incondicional de 4 ruedas que te acompaña en todo momento, sino que salvarás tu vida y la de las demás personas.

A continuación, te compartimos las cinco fallas más graves que podemos provocar si no respetamos, por ejemplo, los cambios de aceite y filtro. Puedes tener desgaste prematuro del motor, ruidos provocados por falta de lubricación del motor: ruidos metálicos, de los taqués y de otras partes metálicas, roturas de casquillos de biela, que necesitan el aceite para disminuir al máximo su rozamiento. También, y es un poco más grave, se pueden producir arqueos de levas, entre otras cosas.

Por eso, antes de terminar el año y poder iniciar el nuevo con toda tranquilidad es importante que tengas en cuentas las siguientes recomendaciones:

Revisión técnico mecánica al día

Según un artículo de Portafolio, casi el 60 % de carros y motos evaden la revisión técnico mecánica, y las motos las que más le hacen el quite a este trámite, con 76 %.

Con la revisión técnico mecánica puedes verificar el estado de la carrocería, los niveles de emisión de gases y elementos contaminantes, el funcionamiento del sistema mecánico y del sistema eléctrico, el estado de la dirección, la suspensión, los frenos, llantas y vidrios.

Eso sí, es muy importante que a la hora de realizarla sea en un Centro Diagnóstico Automotor Autorizado como Automás, ya que una vez terminada la revisión, si tu vehículo cumple los estándares establecidos en la normatividad vigente, recibirás el certificado de revisión.

Tener este requisito al día te evitará más de lo que te imaginas, y si vas a usar tu vehículo para viajar o hacer diligencias, no tendrás que preocuparte por ninguna sorpresa.

Viaja seguro

Finalizar el año implica que muchos ya necesitamos un descanso. Ahora más que nunca estamos pensando en usar nuestro carro para conocer lugares de forma segura y además en familia. Por eso una forma de cuidarte y a tu familia es haciendo una revisión del estado de tu carro.

Así podrás disfrutar de un viaje tranquilo, seguro y sin contratiempos, que no te pase alguna sorpresa en el camino, por algún ruido o algún detalle que pasaste por alto y que podría arruinarte ese plan familiar.

En Automás hemos diseñado un servicio especialmente pensado en estos casos, se trata del Plan Viajero;  con este servicio, los especialistas revisarán frenos, alineación y suspensión del vehículo.

Además, se realiza la validación general de niveles y fugas de fluidos, completitud del kit de carretera, herramientas básica, estado de las llantas y el funcionamiento general de luces, entre otros.

Descarga también: Implementos que debes llevar en tu vehículo en caso de emergencia

A continuación, algunas de las cosas que debes tener en cuenta y revisar antes de salir de viaje:

  • Revisión kit de carretera, según reglamentación del Ministerio de Transporte.
  • Revisión de Botiquín.
  • Verificación de vigencia de la carga del extintor.
  • Revisión de niveles de fluidos.
  • Revisión de luces.
  • Revisión de documentos.
  • Revisión del estado de las llantas.

Revisión del aceite

El aceite se recomienda cambiarlo cada cinco mil, ocho mil y diez mil kilómetros, dependiendo de diferentes factores como el modelo y el uso; pero además es muy importante revisar regularmente los niveles, ya que, si no lo hacemos, corremos el riesgo de presentar fricción entre metales y ocasionar un daño más grave al motor.

El aceite es el fluido más importante para que el motor funcione correctamente, ya que mantiene todos los elementos mecánicos bañados o impregnados por una para evitar la fricción o frotamiento entre ellos.

Es importante utilizar un lubricante adaptado a las condiciones de utilización, si es ciudad, carretera o autopista y también el tipo de motorización, si es de gasolina o diésel. Igualmente revisar con frecuencia el nivel de aceite: el nivel de lubricante debe situarse entre el mínimo y el máximo marcado en la varilla y por supuesto cambiar al filtro cada vez que cambies el aceite.

Revisión de llantas y Batería

Mantener la presión de aire adecuada al momento de calibrar las llantas es clave. Depende del tipo de auto, llantas y rines que se tenga, así que es importante revisarlas y verificar que no estén desgastadas, con agujeros o alguna otra irregularidad. Lo más recomendable es que sean inspeccionadas por un especialista al menos una vez al año.

En el caso de la batería, si ya tiene varios años es recomendable revisarla cada tres meses y comprueba que no esté seca por falta de líquido, ya que puede afectarse el funcionamiento del sistema.

¡Ojo con la revisión de frenos!

Por lo menos una vez al mes acude a un especialista para revisar el estado de los discos, las pastillas y el pedal, solo así evitarás accidentes en la vía.

Es recomendable revisar el estado de las pastillas cada 10.000 kilómetros, más o menos, aunque también depende de cada vehículo. También el estado de los discos de freno, y el líquido, que debe cambiarse, aproximadamente, cada dos años o entre 30.000 y 40.000 kilómetros.

La alineación y el balanceo

Tú mismo puedes saber si tu carro está teniendo problemas de alienación, solamente fíjate si mientras está en movimiento se trata de ir hacia la derecha o la izquierda soltando el volante unos segundos, eso sí, en un espacio seguro, y  si ves que eso pasa probablemente necesitas alineación con urgencia.

 La alineación es indispensable para que haya una dirección precisa y el balanceo evitará las vibraciones en el volante cuando conduces rápido; por eso, son de gran importancia y se recomienda hacerlo cada 10 mil kilómetros.

Después de revisar estas recomendaciones ¿tienes alguna pendiente? Si es así, recuerda que debes asesorarte de especialistas y acudir a un lugar que te garantice una revisión o servicio de confianza, ya que en cualquier lado es posible que pagues menos, pero puedes tener sorpresas después y al final no será tan barato como pensabas.

En Automás, somos un centro integral de servicios automotrices ofrecemos soluciones acertadas y confiables a nuestros clientes en Inspección de asegurabilidad, peritaje, marcación y soluciones integrales en servicios automotrices, así que antes de terminar el año, acércate a alguna de nuestras sedes y ten tu auto listo para iniciar un año nuevo con tranquilidad.

Y tú ¿qué le harías a tu vehículo antes de fin de año? ¡Coméntanos y si te gustó, compártelo!

Recuerda que si necesitas tener la Revisión Técnico Mecánica al día o saber que tu vehículo está en buen estado para viajar, ¡ven y visítanos! Puedes agendar tu cita y pagar aquí.

Deja una respuesta