En la historia de la humanidad, han existido inventos que han revolucionado el desarrollo de la vida de todas las personas. Uno de ellos es la motocicleta, este vehículo cambió la forma tradicional de transportarse y estableció un estilo de vida que muchas personas acogen en la actualidad.

Además de ser un medio de transporte, la motocicleta conforma una cultura completamente establecida en las personas que son amantes de estos vehículos de dos ruedas. Sin embargo, a pesar del amor que muchos pueden sentir por las motos ¿sabemos cuáles son sus orígenes? ¿Cuál es su historia? 

A continuación, veremos la historia detrás de la motocicleta, además, de algunos datos curiosos e interesantes. ¡Vamos a verla! 

La bicicleta como inspiración y base de la motocicleta

Existen diversas versiones de la historia y origen de la motocicleta, sin embargo, en 1818 un domingo de abril en París fue presentada una bicicleta que se componía de una máquina de vapor que impulsaba sus ruedas, pero es muy poco lo que se conoce de este artefacto y su evolución; este fue llamado draisiana.

Pasaron algunos años para que este modelo e idea de una bicicleta con una máquina de vapor tuviera una estructura y funcionalidad más definida, y fue hasta 1867 que el estadounidense Sylvester Howard pudo establecer un modelo de esta característica. De esta manera, un motor a vapor en una bicicleta se pudo considerar como el origen de la motocicleta en el mundo.

Poco a poco, se fue utilizando esta motocicleta para transportarse, sin embargo su principal problema era el peso, el motor de vapor fue muy pesado y diferentes empresas empezaron a perfeccionar su funcionamiento, optimizando la forma y las partes del motor del vapor para que la motocicleta fuera más liviana.

Otto, un hombre clave en la historia de la motocicleta

El 4 de octubre de 1876 el ingeniero Nikolaus August Otto, inventó el primer motor de combustión de cuatro tiempos, el cuál denominó como `Motor Ciclo Otto´ y junto con su empleado, el alemán Gottlieb Daimler, pudieron adaptar este motor a las diferentes bicicletas y velocípedos de la época. Muchos historiadores consideran este suceso como el origen y la primera motocicleta de la historia. Poco a poco los hermanos Henry y Willhelm Hildebrand junto con Alois Wolfmüller, juntaron ideas y pudieron dar nombre a lo que se puede denominar la primera marca de motocicletas: Hildebrand & Wolfmüller.

El auto sillón, considerado como el primer scooter

Con el objetivo de dar comodidad al piloto, y luego que ya se estableció un motor en una bicicleta, el francés Georges Gauthier, adaptó un sillín más cómodo que el de las bicicletas de la época y le colocó motor, con un diámetro de ruedas más pequeñas, se le denominó `scooter´ o `auto sillón´. Este modelo tuvo una gran acogida y comercialización entre los jóvenes en 1914.

Luego de esta idea, la motocicleta empezó a tener una evolución acelerada, y el piloto era la inspiración para tener una creatividad más revolucionaria y así los inventores e ingenieros se enfocaron en facilitar la conducción de la moto.

El sidecar realiza su aparición

En 1910, se venia gestando la idea de poder transportar a una segunda persona en la motocicleta y fue hasta que W.J Graham pudo patentar y materializar el sidecar. Una motocicleta que adaptó una silla a un costado que tenía una rueda debajo y así transportaba a otra persona. Esta patente fue muy creativa para empresas como Harley Davinson, empresa clave en el desarrollo de las motocicletas, y fue en 1915 cuando Davinson comercializó su primer sidecar.

Segunda guerra mundial y evolución de la motocicleta

En 1945, finalizaba la segunda guerra mundial y las motocicletas fueron utilizadas como transporte de soldados, donde el sidecar fue fundamental para esta práctica. 

Sin embargo, Harlery Davinson e Indian, marcas reconocidas y pioneras en la fabricación de motocicletas, legalmente constituidas, no tenían muy contentos a los soldados, sus motocicletas eran muy pesadas y según la historia, marcas europeas tenían motos más livianas y divertidas de manejar.

A medida que pasó el tiempo, las carreras de motocicletas empezaron revolucionar la creatividad en la capacidad de crear motores cada vez con mayor potencia y velocidad, asimismo, las adaptaciones que realizaban los inventores y empresas aparecían en la industria recurrían a diferentes materiales para optimizarlas cada vez, buscando el equilibrio entre el mejor funcionamiento mecánico y el menor peso posible. 

De esta manera, las motocicletas tuvieron un crecimiento desbordante y se convirtió la industria que todos conocemos hoy.

Si eres amante de las motos, recuerda que en Automás hemos creado los espacios Motomás para consentir a esa amiga de dos ruedas que nos ha acompañado a lo largo de la historia. 

¡Visítanos!

Deja una respuesta